Rúbricas de observación de aula para la evaluación de la práctica docente

Fuente: Web del maestro CFM

evaluación

 

A continuación, presentamos un manual que contiene instrumentos de observación para evaluar la práctica educativa de los/as docentes con respecto a sus alumnos/as.

Además, explica la estructura de una rúbrica,  los pasos a seguir para su aplicación y cómo calificar la observación registrada.

Cabe destacar que, cuando se hace referencia al aula, no se alude únicamente a la clase sino a la diversidad de espacios educativos en los que el/la docente y los/as estudiantes interactúan (por ejemplo, la cancha, el pabellón, los laboratorios o talleres, el lugar visitado durante un trabajo de campo, etc.).

Así, esta guía está dividida en 6 desempeños que incluyen aspectos sustantivos y observables en el aula, vinculados al dominio 2: Enseñanza para el aprendizaje de los estudiantes del Marco de Buen Desempeño Docente (MBDD).

1. Involucra activamente a los estudiantes en el proceso de aprendizaje
Logra la participación activa y el interés de los/as estudiantes por las actividades propuestas, ayudándolos a ser conscientes del sentido, importancia o utilidad de lo que se aprende.

2. Maximiza el tiempo dedicado al aprendizaje
Usa de manera efectiva el tiempo, logrando que, durante toda o casi toda la sesión los estudiantes estén ocupados en actividades de aprendizaje.

3. Promueve el razonamiento, la creatividad y/o el pensamiento crítico
Propone actividades de aprendizaje y establece interacciones pedagógicas que estimulan la formulación creativa de ideas o productos propios, la comprensión de principios, el establecimiento de relaciones conceptuales o el desarrollo de estrategias.

4. Evalúa el progreso de los aprendizajes para retroalimentar a los estudiantes y adecuar su enseñanza
Acompaña el proceso de aprendizaje de los/as estudiantes, monitoreando sus avances y dificultades en el logro de los aprendizajes esperados en la sesión y, a partir de esto, les brinda retroalimentación formativa y/o adecúa las actividades de la sesión a las necesidades de aprendizaje identificadas.

5. Propicia un ambiente de respeto y proximidad
Se comunica de manera respetuosa con los/as estudiantes y les transmite calidez o cordialidad dentro del aula. Además, está atento y es sensible a sus necesidades afectivas o físicas, identificándolas y respondiendo a ellas con comprensión y empatía.

6. Regula positivamente el comportamiento de los estudiantes
Las expectativas de comportamiento o normas de convivencia son claras para los/as estudiantes. El/la docente previene el comportamiento inapropiado o lo redirige eficazmente a través de mecanismos positivos que favorecen el buen comportamiento y permiten que la sesión se desarrolle sin mayores contratiempos.

Descargar la guía

Anuncios

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s